Febrero 25, 2024

Parroquia Nuestra Señora de la Buena Esperanza

Santuario San Sebastian de Panimavida

Eucaristía del Martes 03 de Enero de 2023

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

El que permanece en Él no peca.

Lectura de la primera carta de san Juan      2, 29—3, 6

Hijos míos:

Si ustedes saben que Dios es justo, sepan también que todo el que practica la justicia ha nacido de Él.

¡Miren cómo nos amó el Padre!

Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente.

Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a Él.

Queridos míos, desde ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos no se ha manifestado todavía. Sabemos que cuando se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es.

El que tiene esta esperanza en Él, se purifica, así como Él es puro.

El que comete el pecado comete también la iniquidad, porque el pecado es la iniquidad.

Pero ustedes saben que Él se manifestó para quitar los pecados, y que Él no tiene pecado.

El que permanece en Él, no peca, y el que peca no lo ha visto ni lo ha conocido.

SALMO RESPONSORIAL    97, 1. 3cd-6

R/. ¡El Señor manifestó su victoria!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos.

Canten al Señor con el arpa y al son de instrumentos musicales; con clarines y sonidos de trompeta aclamen al Señor, que es Rey.

EVANGELIO

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO     Jn 1, 14a. 12a y c

Aleluya.

La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. A todos los que la recibieron les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios. Aleluya.

EVANGELIO

Éste es el Cordero de Dios.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan    1, 29-34

Juan Bautista vio acercarse a Jesús y dijo: “Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.  A él me refería, cuando dije:

Después de mí viene un hombre que me precede, porque existía antes que yo.

Yo no lo conocía, pero he venido a bautizar con agua para que Él fuera manifestado a Israel”.

Y Juan dio este testimonio: “He visto al Espíritu descender del cielo en forma de paloma y permanecer sobre Él.  Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquél sobre el que veas descender el Espíritu y permanecer sobre Él, ése es el que bautiza en el Espíritu Santo”.

Yo lo he visto y doy testimonio de que Él es el Hijo de Dios”.

About The Author

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Parroquia Nuestra Señora De La Buena Esperanza | Newsphere by AF themes.