Junio 13, 2024

Parroquia Nuestra Señora de la Buena Esperanza

Santuario San Sebastian de Panimavida

Eucaristía del Domingo 10 de Septiembre de 2023

Domingo vigesimotercero del tiempo ordinario
Salterio III
Color: verde

INTRODUCCIÓN

El profeta es como un centinela de Dios para comunicar la voluntad del Señor a su pueblo. El profeta debe anunciar a todos la invitación a la conversión y volver la mirada hacia Dios. De esta manera el profeta cumple con su misión.

Todos aquellos que escuchan la invitación a la conversión y no acogen la voz del profeta, se hacen responsables de su propia ruina. Jesús se dirige a los apóstoles para instruirlos en el espíritu que debe reinar en la comunidad eclesial, asumiendo el tema de la reconciliación fraterna. Somos responsables de la salvación de los demás.

Los cristianos, particular y comunitariamente, hemos de ejercer con claridad la corrección mutua. La comunidad tiene, además, en virtud de la presencia de Cristo en ella, poder para reconciliar a los pecadores y para apartar a los que no quieren conducirse por los caminos del Señor. La Iglesia es lugar de Dios y lo que ella le pide, el Señor se lo concede. “En Cristo, Dios reconcilió al mundo consigo. Puso en nuestros labios la palabra reconciliación”.

Antífona de entrada             Sal 118, 137. 124 

Tú eres justo, Señor, y tus juicios son rectos; trátame conforme a tu bondad. 

Gloria

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que nos has redimido para hacemos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre, para que cuantos hemos creído en Cristo alcancemos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. 

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Si tú hablas para advertir al malvado, te pediré cuentas de su sangre.

Lectura de la profecía de Ezequiel   33, 7-9

Así habla el Señor:

Hijo de hombre, Yo te he puesto como centinela de la casa de Israel: cuando oigas una palabra de mi boca, tú les advertirás de mi parte. Cuando yo diga al malvado: Vas a morir, si tú no hablas para advertir al malvado que abandone su mala conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre. Si tú, en cambio, adviertes al malvado para que se convierta de su mala conducta, y él no se convierte, él morirá por su culpa, pero tú habrás salvado tu vida.

SALMO RESPONSORIAL   94, 1-2. 6-9

R/. Ojalá hoy escuchen la voz del Señor.

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor, aclamemos a la Roca que nos salva! ¡Lleguemos hasta Él dándole gracias, aclamemos con música al Señor!

¡Entren, inclinémonos parar adorarlo! ¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó! Porque Él es nuestro Dios, y nosotros, el pueblo que Él apacienta, las ovejas conducidas por su mano.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor: No endurezcan su corazón como en Meribá, como en el día de Masá, en el desierto, cuando sus padres me tentaron y provocaron, aunque habían visto mis obras.

SEGUNDA LECTURA

El amor es la plenitud de la Ley.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma   13, 8-10

Hermanos:

Que la única deuda con los demás sea la del amor mutuo: el que ama al prójimo ya cumplió toda la ley. Porque los mandamientos: No cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no codiciarás, y cualquier otro, se resumen en éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

El amor no hace mal al prójimo. Por lo tanto, el amor es la plenitud de la Ley.

EVANGELIO

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO   2 Cor 5, 19

Aleluya.

Dios estaba en Cristo, reconciliando al mundo consigo, confiándonos la palabra de la reconciliación. Aleluya.

EVANGELIO

Si te escucha, habrás ganado a tu hermano.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo   18, 15-20

Jesús dijo a sus discípulos:

Si tu hermano peca contra ti, ve y corrígelo en privado. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano. Si no te escucha, busca una o dos personas más, para que el asunto se decida por la declaración de dos o tres testigos. Si se niega a hacerles caso, dilo a la comunidad. Y si tampoco quiere escuchar a la comunidad, considéralo como pagano o publicano.

Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desaten en la tierra, quedará desatado en el cielo.

También les aseguro que si dos de ustedes se unen en la tierra para pedir algo, mi Padre que está en el cielo se lo concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, Yo estoy presente en medio de ellos.

CREDO

ORACIÓN DE LOS FIELES

Pidamos, hermanos, al Señor que escuche nuestras plegarias y atienda a nuestras peticiones:

Por la santa Iglesia de Dios, para que el Señor le conceda la paz y la unidad, la guarde de todo mal y acreciente el número de sus hijos, roguemos al Señor.

Por la paz del mundo, para que cesen las rivalidades entre las naciones, renazca en el corazón de los hombres el amor y arraigue entre todos los pueblos la mutua comprensión, roguemos al Señor.

Para que Dios, Padre todopoderoso, purifique al mundo de todo error, devuelva la salud a los enfermos, aleje el hambre, abra las prisiones injustas y conceda el regreso a los que añoran la patria, roguemos al Señor.

Para que el Señor nos conceda perseverar en la fe hasta el fin de nuestra vida y, después de la muerte, nos admita en el reino de la felicidad, de la luz y de la paz, roguemos al Señor.

About The Author

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Parroquia Nuestra Señora De La Buena Esperanza | Newsphere by AF themes.