Junio 13, 2024

Parroquia Nuestra Señora de la Buena Esperanza

Santuario San Sebastian de Panimavida

Eucaristía del Martes 21 de Mayo de 2024

Martes de la séptima semana del tiempo ordinario

San Cristóforo Magallanes, presbítero, y compañeros, mártires

Memoria libre 

Color: rojo

A partir de la Constitución promulgada en México en 1917, comienza una etapa de persecución religiosa, que crece violentamente desde 1926. Fueron años en los que numerosos sacerdotes y laicos dieron su vida por la fe católica.

Entre ellos se encuentra Cristóforo Magallanes y sus 24 compañeros. La mayoría eran sacerdotes diocesanos y tres de ellos eran laicos seriamente comprometidos en la ayuda a los sacerdotes. No abandonaron el valiente ejercicio de su ministerio, cuando la persecución religiosa arreció en tierra mexicana, desatando el odio a la religión católica. Todos aceptaron libre y serenamente el martirio como testimonio de su fe, perdonando explícitamente a sus perseguidores. Fieles a Dios y a la fe católica, tan arraigada en sus comunidades eclesiales, a las cuales sirvieron promoviendo también su bienestar material, son hoy ejemplo para toda la Iglesia.

En el marco de la celebración del Jubileo del año 2000, fueron canonizados por Juan Pablo II.

Antífona de entrada 

Gozan con Cristo en el cielo los santos que siguieron sus pasos. Derramaron la sangre por su amor, y por eso se alegran con Cristo para siempre. 

ORACIÓN COLECTA 

Dios todopoderoso y eterno, que concediste a san Cristóbal, presbítero, y a sus compañeros, ser fieles a Cristo Rey hasta el martirio, otórganos, por su intercesión, obedecer siempre los mandatos de tu amor, perseverando en la confesión de la fe verdadera. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Ustedes piden y no reciben porque piden mal.

Lectura de la carta de Santiago   4, 1-10

Hermanos: ¿De dónde provienen las luchas y las querellas que hay entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que combaten en sus mismos miembros? Ustedes ambicionan, y si no consiguen lo que desean, matan; envidian, y al no alcanzar lo que pretenden, combaten y se hacen la guerra. Ustedes no tienen, porque no piden. O bien, piden y no reciben, porque piden mal, con el único fin de satisfacer sus pasiones.¡Corazones adúlteros! ¿No saben acaso que haciéndose amigos del mundo se hacen enemigos de Dios? Porque el que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios. No piensen que la Escritura afirma en vano: “El alma que Dios puso en nosotros está llena de deseos envidiosos”.

Pero Él nos da una gracia más grande todavía, según la palabra de la Escritura que dice: “Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes”. Sométanse a Dios; resistan al demonio, y él se alejará de ustedes. Acérquense a Dios y Él se acercará a ustedes. Que los pecadores purifiquen sus manos; que se santifiquen los que tienen el corazón dividido. Reconozcan su miseria con dolor y con lágrimas. Que la alegría de ustedes se transforme en llanto, y el gozo, en tristeza. Humíllense delante del Señor, y Él los exaltará.

SALMO RESPONSORIAL  54, 7-11a. 23

R/. ¡Confía tu suerte al Señor!

¡Quién me diera alas de paloma para volar y descansar! Entonces huiría muy lejos, habitaría en el desierto. Me apuraría a encontrar un refugio contra el viento arrasador y la borrasca.

Confunde sus lenguas, Señor, divídelas. Porque no veo más que violencia y discordia en la ciudad, rondando día y noche por sus muros.

Confía tu suerte al Señor, y Él te sostendrá: nunca permitirá que el justo perezca.

EVANGELIO

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO  Gál 6, 14

Aleluya.

Yo sólo me gloriaré en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí, como yo lo estoy para el mundo. Aleluya.

EVANGELIO

El Hijo del hombre va a ser entregado. El que quiere ser el primero debe hacerse el último de todos.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos  9, 30-37

Jesús atravesaba la Galilea junto con sus discípulos y no quería que nadie lo supiera, porque enseñaba y les decía: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; lo matarán y tres días después de su muerte, resucitará”. Pero los discípulos no comprendían esto y temían hacerle preguntas.

Llegaron a Cafarnaúm y, una vez que estuvieron en la casa, les preguntó: “¿De qué hablaban en el camino?” Ellos callaban, porque habían estado discutiendo sobre quién era el más grande.

Entonces, sentándose, llamó a los Doce y les dijo: “El que quiere ser el primero debe hacerse el último de todos y el servidor de todos”.

Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos y, abrazándolo, les dijo: “El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí, y el que me recibe no es a mí al que recibe sino a Aquél que me ha enviado”.

About The Author

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Parroquia Nuestra Señora De La Buena Esperanza | Newsphere by AF themes.